Tom Brady e Irina Shayk, pareja sorpresa del verano: “Es algo nuevo y, de momento, informal” | Gente



Era a finales de octubre cuando, tras meses de rumores, Tom Brady (San Mateo, California, 45 años) y Gisele Bündchen (Río Grande del Sur, Brasil, 43 años) oficializaban su divorcio después de 13 años casados y dos hijos en común. La que parecía la pareja perfecta anunció su ruptura a través de sus redes sociales, cada uno a su manera. Desde entonces, al exfutbolista y a la modelo no les han dejado de llover supuestas parejas que, en todos los casos, no han dejado de ser rumores y especulaciones y que ellos mismos han salido a desmentir. Pero esta vez es diferente. El medio estadounidense Page Six publicaba este lunes unas imágenes comprometidas de Brady junto a la también modelo Irina Shayk (Yemanzhelinsk, Rusia, 37 años).

Las fotografías distribuidas en exclusiva por el medio digital muestran a la pareja en actitud muy cariñosa y dedicándose gestos de complicidad dentro del coche del exfutbolista. La secuencia comenzó el viernes, cuando el deportista se acercó al hotel Bel-Air de Los Ángeles, en el que se hospedaba la modelo rusa, para recogerla y llevarla hasta su domicilio. No se les volvió a ver hasta la mañana siguiente, cuando Brady regresó al hotel para dejar a Shayk —que llevaba la misma ropa que la noche anterior—. No pasarían mucho rato sin verse. Horas más tarde, la estrella de la NFL regresó al establecimiento para recogerla de nuevo.


Los rumores sobre su posible relación se remontan al pasado mayo, cuando se conocieron en la boda del heredero millonario de arte, Joe Nahmad, en Cerdeña (Italia). Un testigo de la boda afirmaba que la supermodelo estuvo pendiente del deportista durante todo el enlace, pero que su acercamiento no llegó a más. Rápidamente, los representantes de ambos aclararon que era una noticia “completamente falsa, un relato malicioso y ficticio”. Un mes después, la historia es muy diferente. Aunque en un primer momento los portavoces defendieron que era una “relación puramente platónica”, la pareja habría estado conociéndose y acercando posturas en las últimas semanas.

Fuentes cercanas a la pareja han defendido que es un “romance casual”: “Esto es algo nuevo y, por el momento, informal”. A la vez que los rumores de un posible noviazgo empezaban a copar la crónica del corazón a nivel internacional, el medio estadounidense People buscaba las primeras reacciones de Bündchen. Una persona cercana a la supermodelo afirmaba que ella “solo quiere que él sea feliz”.

Tom Brady y Gisele Bündchen en una gala celebrada en febrero de 2019, en Los Ángeles (California).
Tom Brady y Gisele Bündchen en una gala celebrada en febrero de 2019, en Los Ángeles (California).Sipa USA (Sthanlee Mirador/Sipa USA / Cord)

De hecho, estas fuentes afirman que al ser ella quien solicitó el divorcio, solo quiere lo mejor para su exmarido y padre de sus hijos. Lo que parecía una relación perfecta terminó por dinamitarse después de que el deportista, tras haberse retirado de los terrenos de juego, decidiese volver a ellos. En una entrevista para Elle, Bündchen afirmó que no le gustaba la idea de que Brady regresase a la competición: “Tengo mis preocupaciones: es un deporte muy violento y tengo a mis hijos y me gustaría que él estuviera más presente. He tenido esas conversaciones con él una y otra vez. Él también tiene que buscar su alegría”, señaló, tras explicar que ella había hecho ya sacrificios para estar juntos.

En su primera entrevista después del divorcio, con la revista Vanity Fair, la modelo se refirió a la ruptura como “la muerte de un sueño”: “Es duro porque te imaginabas que tu vida iba a ser de una determinada manera e hiciste todo lo que pudiste. De niña creía en los cuentos de hadas. Es hermoso creer en eso”. Unas páginas en las que Bündchen se describe como un pájaro herido que ahora es libre tras describir la relación como una cárcel: “Cuando amas a alguien, no lo metes en una cárcel y le dices: ‘Esta es la vida que tienes que vivir’; lo liberas para que sea quien es, y si tú quieres volar en la misma dirección, eso es increíble”.

Desde su divorcio, al exjugador de fútbol americano se le ha relacionado con rostros conocidos como Kim Kardashian, Emily Ratajkowski o Reese Witherspoon. Ninguno de ellos se ha formalizado o confirmado, lo que dejaría a Shayk como la primera relación del deportista tras su separación.

Bradley Cooper junto a Irina Shayk y su hija de paseo, en 2018, en Nueva York.
Bradley Cooper junto a Irina Shayk y su hija de paseo, en 2018, en Nueva York.INSTARimages.com (INSTARimages.com / Cordon Press)

En el otro lado se encuentra la supermodelo rusa, a quien desde su ruptura con el actor Bradley Cooper se le relacionó con el rapero Kayne West. Además, en los últimos meses, medios internacionales daban por hecha una reconciliación entre Cooper y Shayk. La expareja, que tiene una hija en común, Lea, de seis años, parecía estar intentándolo de nuevo. Pero las nuevas imágenes con Brady han dejado claro que no se trataba de una reconciliación, sino de una buena relación entre ellos.

Ni Brady ni Shayk se han pronunciado todavía al respecto. Está por ver si, tal y como afirman las fuentes, se trata de una relación casual e informal o si realmente acaban convirtiéndose en una de las parejas más buscadas y perseguidas de Estados Unidos.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!