Sumar se lanza contra la pinza ERC-Bildu que aviva Pablo Iglesias



Sumar ve fuga de voto real en comunidades autónomas donde necesita tener una buena representación en el Congreso el próximo 23 de julio. En la recta final de la campaña, el partido de la vicepresidenta Yolanda Díaz quiere echar el resto para frenar el voto útil al PSOE, pero también trata de contrarrestar la pinza que Podemos-ERC-Bildu han ido forjando contra ella misma.

Es por eso que en la última semana se ha apostado por Pamplona y este jueves por Barcelona y Gerona con el fin de afianzar en estas comunidades el voto a Sumar. La vicepresidenta no tendrá más actos y fía a estos territorios y al debate a tres su resultado.


Desde hace meses, los morados buscan ensalzar la alianza que construyeron con la izquierda plurinacional en el Congreso con ERC y Bildu, a la vez que la izquierda independentista mira de reojo a la vicepresidenta Yolanda Díaz, con la que compiten directamente. Una alianza que el exsecretario general Pablo Iglesias lleva tiempo advirtiendo como condición para revalidar un gobierno de coalición de izquierdas. Es más, busca convertirlos en «aliados estratégicos» del Estado, y, de elevarlos, incluso, a la dirección del Estado. Esta pinza, funciona como cordón a Yolanda Díaz, con el objetivo de restar el crecimiento de Sumar en la próxima legislatura y llega en un momento clave en el que en Podemos hay resentimiento por el resultado de las negociaciones para concurrir con Sumar.

Desde que Sumar y Podemos pactaran la coalición electoral en junio, hay una directriz que cala por canales no oficiales de Podemos de llamar a su electorado a votar tan solo a Podemos en las circunscripciones donde hay posibilidad de salida para sus candidatos, mientras que piden el voto para ERC, Bildu o el BNG, en Cataluña, País Vasco o Galicia para «no beneficiar» a Díaz. Es un planteamiento que dentro de Sumar dan por certero y que han tratado de desactivar diferentes candidatos del partido. La cabeza de lista de Sumar por Guipúzcoa, Pilar Garrido, incidió en campaña electoral que si bien entendía que PNV y Bildu «compiten» en su lógica de quien influye más en Madrid en su «particular cruzada» para liderar el nacionalismo en el País Vasco, estas elecciones van de si «el bloque progresista gobierna frente a la derecha».

El discurso que enarbola Sumar es que si el 23 de julio la fuerza que dirige Yolanda Díaz no entra con fuerza en el Congreso no habrá posibilidad de que ERC y Bildu ejerzan de actores con influencia dentro del bloque de izquierdas. Fuentes de Sumar aseguran que solo si Sumar consigue ser tercera fuerza y da los números con el PSOE, ERC y Bildu podrán seguir siendo socios preferentes. Explican en el partido que la influencia de estas formaciones en Madrid no será viable si no se logra mantener el gobierno progresista con un peso relevante de Sumar. Además, creen que estas fuerzas ya han «tocado techo» y no pueden tirar más en las generales, mientras que ese voto, si se traslada a Sumar, será decisivo.

Frente a esto, Podemos y ERC persisten en su entente. Precisamente la semana pasada, la ministra de Igualdad, Irene Montero, se dejó ver en un acto con la consejera de Igualdad de ERC en Cataluña, Tània Vergé, en campaña. En Sumar hay malestar desde hace tiempo con esta alianza.

Ayer mismo, el exlíder morado, Pablo Iglesias, censuró el hecho de que la izquierda no esté impulsando al bloque plurinacional en esta campaña. «Reivindicar que una de las cosas buenas de esta legislatura fue, primero, que hubiera un Gobierno de coalición con quien el PSOE nunca quiso gobernar. Después una incorporación a esa dirección, por lo menos de Gobierno, aunque luego nos hubiera gustado también de Estado, a fuerzas políticas de ámbito catalán y vasco», recomendó.

En contra de este discurso, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, trató de cerrar esta vía –consciente de que lastra a sus propios intereses para conseguir la representatividad de Podemos en el Congreso con su candidata a diputada por Pamplona, Idoia Villanueva–. En su primer acto de campaña con Yolanda Díaz, pidió a su militancia el voto para Sumar frente a las fuerzas independentistas. «Creo que tan poca gente como yo ha defendido tanto la importancia de la construcción de una mayoría progresista plurinacional. Pero si Sumar no está fuerte, no va a haber gobierno de coalición», advirtió. Este fin de semana ya se había oído este mensaje en un acto de Podemos en Las Palmas, donde dirigentes moradas pidieron a su «militancia dolida» que no votaran nulo.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!