Nicole Eggert, de ‘Los vigilantes de la playa’, se arrepiente de sus implantes tras saber que padece cáncer de mama


La actriz Nicole Eggert, de 52 años, anunciaba recientemente que padecía cáncer de mama. Y es por ello que la revista People ha decidido hacerle una entrevista. En ella, quien encarnase a Summer Quinn en Los vigilantes de la playa ha explicado que desde que conoció el diagnóstico se arrepiente de los implantes de pecho que se hizo cuando tenía 18 años.

Eggert ha detallado que se sometió a la cirugía porque se sentía cohibida y avergonzada en el rodaje de la exitosa serie. “Ahora veo a todas esas chicas incluso más jóvenes haciéndolo [poniéndose implantes de pecho] y solo pienso: ‘¡No, por Dios, dejad vuestros cuerpos en paz!”, ha comenzado, aunque se ha excusado a ella misma por la presión bajo la que vivía.


“Cuando tienes que ponerte ese traje de baño de una sola pieza y estás tan plana que parece que te han planchado y solo tienes curvas cuando en la frente cuando frunces el ceño piensas: ‘¿Pero qué es esto?’. Porque no hay nada que puedas hacer. No puedes rellenarlo con nada”, ha continuado, puntualizando que no estaba preparado ni física ni mentalmente para aquel rodaje todo el tiempo en bikini.

De hecho, ha admitido que ella pensaba que la serie trataba sobre estudiantes de secundaria en Malibú, pero tras comenzar el rodaje se sometió a la operación. “Fue una decisión estúpida que tomé cuando tenía 18 años”, ha comentado, así como es sabido que en 2015 volvió a pasar por el quirófano para una reducción.

Sin embargo, Eggert fue recientemente noticia porque reveló que tenía un carcinoma cribiforme en etapa 2, admitiendo que a menudo “entra en pánico” al saber que el cáncer está “creciendo” dentro de ella ” a cada segundo que pasa”. Sobre todo porque teme dejar a sus hijas: Dilyn, de 25 años, y Keegan, de 12.

Aunque al principio pensó que se trataba de la menopausia, al detectarse un bulto en el pecho en una autoexploración y “un dolor terrible”, fue al médico. “La verdad es que me dolía como si palpitara. Me fui a ver a mi médico de cabecera y me dijo que tenía que ir inmediatamente a que me lo revisaran. Pero no pude conseguir una cita. Estaba todo reservado. Así que tuve que esperar hasta finales de noviembre [de 2023] para hacerlo”, ha contado.

Eggert ha añadido que está esperando para poder entrar al quirófano y que le extirpen el doloroso bulto en su seno izquierdo, así como saber cuándo podría comenzar la quimioterapia. Dado que la actriz no tiene otra familia que sus hijas, una de sus mejores amigas, Mindy Molinary, ha creado una página de GoFundMe para ayudarla a financiar los costosos tratamientos venideros.

Eggert, que en 2013 se declaró en bancarrota, ha llegado a trabajar con un camión de helados con el que recorría las calles de Los Ángeles.

Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!