Natalie Wood, un esplendor en la hierba que acabó de manera trágica



A Natalie Wood le daba miedo el mar. No le gustaba el agua. Pero ella, mujer repleta de contradicciones, sí que adoraba salir a navegar; de ahí que una de sus primeras compras que reforzaban su estatus de estrella fuera su yate, el ‘Splendor’, un guiño al film que le valió una nominación al Oscar. Y fue esta embarcación con nombre película donde pasó sus últimas horas con vida. Hoy, 20 julio, el día que la intérprete habría cumplido 85 años, repasamos cómo fue su trágica muerte, con solo 43 años y repleta de interrogantes que aún siguen sin resolver. 

Natalie Wood, la niña que nunca aprendió a nadar pero que sacó adelante a su familia

Fue una artista precoz, obligada por las necesidades de toda su familia. Los Gudin, su auténtico apellido, habían emigrado desde Rusia a Estados Unidos animados por la promesa de prosperar. No podían imaginar que la pequeña, que ya nació en California, acabaría convertida en el máximo exponente del sueño americano. O quizás sí lo imaginaron, porque una vidente se lo dijo a María, la madre de Natalie. “La niña será famosa”, y también le advirtió de su final en una especie de profecía que acabó cumpliéndose de manera literal “debía alejarse de las aguas oscuras”. María prefirió quedarse con la primera parte de la predicción, así que inscribía a la niña a todos los castings. 


Antes de los cuarto años, Natalie Wood ya era actriz. Sobre sus pequeños hombros, una enorme responsabilidad que le pesaría toda la vida. La presión de no defraudar a nadie, de estar a la altura, de ser lo que sus padres esperaban de ella. “A los 12 años mi padre sufrió varios ataques al corazón y me convertí en el soporte de mi familia. A veces tenía pesadillas en las que mi familia moría de hambre si yo no actuaba”. Le costaba respirar. Se ahogaba. Un oleaje de responsabilidades poco propio para una niña. 

En 1955 obtiene su primera nominación al Oscar por su papel en ‘Rebelde sin causa’. Y también vive su primer abuso sexual. “Tienes que aguantar”, le recomendó su madre cuando la vio llegar a casa, completamente despeinada, descompuesta y traumatizada. Kirk Douglas había abusado de ella en una suite del Chateau Marmont, el hotel de los famosos. Tiene quince años y ya encadena traumas que se le enquistan. Natalie solo cuenta con el apoyo de su hermana, la única persona con la que puede ser ella misma. 

natalie wood
GTRES

El ritmo de trabajo no frena. ‘The Searchers’, ‘Esplendor en la hierba’, ‘West Side Story’… aún no ha cumplido los 25 años y ya está profundamente desencantada con la industria y con su vida. Aún así, sus ojos de Bambi reflejan una inocencia que hace años la abandonó. Está cansada y harta. Toma medicamentos para poder dormir y los mezcla con alcohol. Va a sesiones de terapia pero necesita de otras ayudas externas para encontrar una paz que nunca conoció. 

natalie wood
GTRES

Reclamó cobrar como sus compañeros hombres, fue una destacada personalidad que habló sobre la importancia de la salud mental y se comportó como una feminista cuando no sabía que lo estaba siendo. Tuvo dos hijas. Se casó tres veces, dos de ellas con el mismo hombre, Robert Wagner. Y, precisamente él fue una de las últimas personas que la vio con vida.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!