• jue. Nov 23rd, 2023

Calanche Ingenios

⚡Descubre tu verdadero potencial a través del ingenio. Haz uso de tu creatividad para construir tu mejor versión - ¡te esperan grandes cosas!⚡

La decisión de Ricky Rubio impulsa a otros jugadores NBA a abrirse sobre la salud mental: “Es un gran ejemplo”

poringluiscalanche

Ago 13, 2023



MÁLAGA — Hay jugadores que, sin ser líderes vocales muy evidentes, dejan su huella en un equipo cada vez que alzan la voz. Estas figuras quizá no den los discursos más elocuentes, puede que no lancen un mensaje directo y explícito cuando las cosas van mal, pero si abren la boca para decir algo todo el mundo escucha. Y lo hacen porque ese individuo se ha ganado la condición y el respeto del vestuario. Con un perfil bajo pero aplicando sabiduría, experiencia y demostrando empatía, nombres como los de Ricky Rubio son altamente valorados al interno de la NBA. 

De ahí que la reciente noticia en donde anunció que iba a parar su actividad profesional para cuidar su salud mental haya generado una oleada de apoyo por parte de toda la familia de la liga. 


En los más de 10 años que Ricky lleva en la NBA se ha forjado una reputación como alguien sensible pero exigente, que demanda el máximo a quienes le acompañan en cancha, al mismo tiempo que entre bastidores refuerza sus relaciones personales con los más jóvenes. 

Más | Ricky Rubio para su actividad profesional: las razones y su futuro

Así lo hizo en Utah Jazz cuando fue traspasado para sorpresa suya en 2017. Acogió bajo su ala a un Donovan Mitchell debutante para impulsarle y compartir aquellos consejos que a él le hubiera gustado recibir antes. Después lo hizo de nuevo en Phoenix Suns, elevando a un grupo encabezado por Devin Booker, pero donde también estaban Mikal Bridges o Cameron Johnson. A continuación repitió el proceso en Minnesota Timberwolves, lugar conocido y en el cual descubrió a una futura estrella, Anthony Edwards, alguien a quien el español siente un gran afecto. Así hasta llegar a Cleveland, la última parada en el camino por el momento.

En un lapso de seis años, Ricky Rubio se ha convertido en uno de los jugadores más respetados de la liga por todo lo que no tiene que ver estrictamente con el juego. Esos pequeños detalles personales son los que marcan la diferencia en grupos en construcción. Los consejos, el apoyo mutuo o una visión desde la experiencia son una ayuda impagable para esas jóvenes estrellas. 

ricky rubio cleveland cavaliers

La salud mental ha ganado peso y relevancia en el debate público a lo largo del último lustro.

Sin embargo siempre ha estado ahí.

De Metta World Peace a Keyon Dooling. De Dennis Rodman a Kevin Love. De Derek Anderson a DeMar DeRozan. Los ejemplos han estado ahí desde el principio, solo que ahora se le pone nombre. Y más importante, se aborda, se normaliza y se le da la importancia que merece. 

“Es un gran ejemplo para los jugadores jóvenes como yo”, responde Anthony Edwards a The Sporting News. Ant’ compartió equipo durante la complicada temporada 2020-2021 con el base del Masnou, quien le acogió bajo su ala y le impulso en sus primeros pasos en la NBA.

“Todo el mundo pasa por cosas así. Mucha gente cree que los deportistas no pasan por cosas así, pero en el deporte y las cosas que pasan dentro de él eso ocurre, son muchas cosas que te afectan”, continúa el escolta estadounidense. “Al final del día seguimos siendo personas. Así que esto supone otro paso. Deberían preocuparse un poquito más sobre nosotros. Hoy le voy a escribir a Ricky y espero que consiga solucionarlo”.

La noticia de la decisión de Ricky Rubio generó una oleada de reacciones en positivo dentro y fuera del ecosistema NBA. Una prueba del cariño que se le tiene al base catalán, pero también por la valentía demostrada al afrontar el elefante en la habitación. 

Más | Ingram revela a TSN que intentó retener a Willy Hernangómez en la NBA

La salud mental lleva siendo una parte fundamental de los programas conjuntos que realiza la liga junto con la NBPA, el sindicato de jugadores, desde hace mucho tiempo. Un equipo comandado por el ex-profesional Derek Anderson y un equipo de especialistas en la materia ayudan a todo aquel que necesite asistencia, del tipo que sea. Todo ello para conseguir no solo guiarles en el camino o darles herramientas para gestionar sus emociones, sino para evitar que pequeños problemas se conviertan en grandes cuestiones en el futuro.

“Nuestros pensamientos están con Ricky. Admiro mucho el hecho de que saliese y hablase de ello”, dice Steve Kerr, entrenador de la Selección estadounidense después de un entrenamiento en Fuengirola. “Necesitar un tiempo fuera [de las canchas] puede ser importante para que algunos deportistas jóvenes y gente joven entiendan que la salud mental es muy importante”.

La determinación mostrada por Rubio es de una importancia mayúscula. Por su ascendencia dentro del deporte español su mensaje llegará más lejos y puede servir para que otros en su misma posición o en otra bien distinta tomen conciencia de sí mismos. Algo que el propio Steve Kerr tiene muy presente.

“Cuanta más gente se exprese abiertamente acerca de la idea de que la salud mental es un problema para ellos, hay más opciones de que los jóvenes salgan y pidan ayuda. Eso es lo realmente importante”, asegura. “Solo puedo decir gracias, Ricky. Te deseo lo mejor y no puedo esperar a que vuelvas a las canchas”.

Allá por donde pasa, Ricky Rubio deja su sello. Su temperamento calmado pero con determinación y una amplia experiencia de cómo funciona un equipo en el día a día le dan una perspectiva diferente al resto. El nativo del Masnou lleva desde los 14 inmerso en la dinámica profesional, de ahí que haya visto prácticamente de todo y se haya construido su propia metodología como líder.

ricky rubio, edwards

“Amo a Ricky. Espero que, por aquello que esté pasando, mejore”, le desea Anthony Edwards a TSN. “Él es mi hombre. Fue un gran veterano para mí. Siempre me dijo que diese un paso adelante, dentro y fuera de la cancha. Así que aprecio realmente a Ricky. Fue todo lo que necesitaba. Deseo que ojalá lo siguiésemos teniendo [en los Wolves]”.

A Edwards el ejemplo de Rubio le marcó especialmente. Llegado a Minnesota tras ser elegido con el número 1 del Draft de 2020, la situación no era la típica en la NBA. Muchos controles sanitarios, interacciones sociales fuera de la cancha más limitadas… Todo ello en unos Timberwolves en plena transición y búsqueda de una nueva identidad. 

El español rápidamente detectó el talento de Ant‘, pero también que necesitaba una cierta ayuda. “Creo que fue el primer o segundo día de training camp”, recuerda Edwards para TSN. “El marcador estaba 47 a 49, íbamos perdiendo y estábamos en el quinteto yo, Ricky, D-Lo [D’Angelo Russell], KAT [Karl-Anthony Towns] y otro más, no recuerdo si era Juancho o Jake Layman”.

“Éramos nosotros contra otros cinco, yo tenía la bola en transición, vamos dos abajo y quedan como 10 segundos. Boom, boom, boom. Stepback. Triple. Fallo. Y perdemos”, lamenta. “Entonces, Ricky se pone: Chaval, ven aquí. En un par de años o en un par de meses, ese será tu tiro, pero ahora mismo, ese es el tiro de esos otros dos tipos [Russell y KAT]”.

“No es el típico veterano que te grita, te lleva a un lado y te habla directamente. Lo hace del modo correcto“, finaliza.

Con la incógnita de si volverá pronto a las canchas o si ya ha jugado su último partido, la huella de Ricky Rubio en la NBA y en este deporte permanecerá en todos aquellos con los que ha compartido un momento, un encuentro, una temporada o una vida.

Más allá de sus pases mágicos, de su determinación en momentos calientes del juego o sus éxitos, es probable que el catalán acabe siendo recordado por cómo su valentía para reconocer que no estaba bien consigo mismo impulsó a otros a seguir su ejemplo.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *