HISTORIA | Con gol de Canales



Por Manolo Rodríguez

 


Es un hecho acreditado que al Real Betis se le da muy mal el Atlético de Madrid desde hace algo más de una década. En particular, desde que al equipo colchonero lo dirige Diego Pablo Simone. Basta repasar los enfrentamientos entre ambos equipos a partir de 2012, para comprobar que de los últimos 21 partidos (11 de ellos en Heliópolis) el Betis sólo ha podido ganar uno, el que disputó en el Benito Villamarín el 3 de marzo de 2019 y concluyó con triunfo verdiblanco por 1-0.

 

Una victoria que estará asociada para siempre al nombre de Sergio Canales, como tantas otras cosas que nos legó el cántabro en las 5 inolvidables campañas que defendió el escudo de las 13 barras. Canales hizo aquella tarde el gol ganador al transformar un penalti y cuajó una excelente actuación que mereció los aplausos del público y los elogios de los informadores.

 

Claro, que en aquel tiempo no era extraño ver destacar a Canales. Su rendimiento venía siendo extraordinario desde que fichó por el Betis en esa su primera temporada y así se mantuvo casi en la práctica totalidad de su estancia en Heliópolis. Una línea de regularidad que lo convirtió en capitán y guía y, sobre todo, en uno de los símbolos más reconocibles del crecimiento de la entidad en estos últimos años en que lo común ha sido ver transitar al equipo por los puestos nobles de la clasificación liguera, amén del inconmensurable añadido del título de Copa en el año 2022.

 

Fue el propio Canales, quien, en la calurosa tarde de su despedida, hace ahora algo menos de un mes, dijo que “he tenido lesiones muy graves y nunca lloré y aquí he llorado cuando gané la Copa”, como si ese éxito que inundó las calles de felicidad bética hubiera sido el fruto de una meditada perseverancia de años para conseguir llegar a lo más alto, algo que también recalcó en ese acto el presidente Ángel Haro al destacar su “capacidad de trabajo, esfuerzo, compromiso y esa superación que pocos encarnan como Sergio”. 

 

Esa temporada en que Canales marcó el gol de la victoria ante el Atlético de Madrid, lucía la camiseta número 6. Fue su primer dorsal en la campaña 2018/19. A partir de la siguiente, ya vistió el 10, ese número que las antiguas escuelas filosóficas consideraban como el de la perfección. A partir de ahí fue inevitable la asociación de ideas y muchos aficionados que veníamos de tiempos anteriores quisimos buscar una equivalencia casi mágica con Julio Cardeñosa, el 10 más grande que nunca vieron los tiempos en el Benito Villamarín.

 

Me consta que a Sergio Canales le resultaba muy grata esa comparación. Había oído hablar tanto de Cardeñosa, y se lo pusieron tantas veces como ejemplo, que llegó a interiorizar que el pueblo bético lo había convertido en el sucesor que llevaba décadas esperando. Por eso, resultó tan emocionante el día en que tuvieron la oportunidad de hablar durante horas. Un mediodía que se convirtió en tarde avanzada y del que pudimos disfrutar un reducido grupo de amigos, con el presidente, Ángel Haro, y el vicepresidente, José Miguel López Catalán, revistiendo de solemnidad el momento.

 

Fue el 29 de marzo de 2022. Juntos, mano a mano, el formidable mito de la historia verdiblanca y el ídolo Sergio Canales, probablemente los dos jugadores que mayor identificación histórica hayan tenido con el dorsal número 10 del Real Betis y con el liderazgo en la construcción del juego.

 

Ambos posaron con la camiseta que los unía y, algo después, Canales escribió en sus perfiles de Twitter e Instagram, junto a una foto: “Aprendiendo de los mejores. Muchas gracias por este ratito, Don Julio Cardeñosa”. También sé que a Cardeñosa le resultó muy grato encontrarse con un formidable jugador que, además, representaba tan fielmente el espíritu de este deporte. Alguien capaz de encarnar las palabras del filósofoJavier Sádaba al proclamar que “el fútbol es hacer pensar a los pies”.

 

En esas fechas hacía tres meses que Sergio Canales había renovado su contrato con el Real Betis hasta 2026 y, por tanto, era lógico pensar que su futuro estaría vinculado al club de Heliópolis hasta el final de su carrera. Tuvo la satisfacción de debutar en la selección española siendo jugador del Betis en marzo de 2019 y ese era otro motivo de orgullo para la afición, como lo fue que este pasado verano volviera al equipo nacional, nada más y nada menos que para proclamarse campeón de la Nations League.

 

Pero ya se sabe que las encrucijadas del fútbol, como los caminos del Señor, son inescrutables. Y con esa sensación vivimos la tarde del 24 de julio pasado cuandoCanales dijo adiós al Real Betis para marchar al equipo mexicano Rayados de Monterrey. Una despedida, como tantas otras hubo antes en la historiografía verdiblanca, signada por la emoción, la melancolía y los sentimientos del jugador al reconocer que “el Betis es el club más importante de mi carrera, sin duda. Me ha dado respeto y cariño, estoy super agradecido y siempre lo voy a sentir como mi casa.

 

Pero de vuelta a las estadísticas de los duelos que han enfrentado al Real Betis contra el Atlético de Madrid en el Benito Villamarín, merece la pena recordar que la mejor racha en la época moderna se registró a mediados de los años 90, con tres triunfos seguidos que inmortalizaron el prodigioso gol de volea de Luis Márquez en la temporada 1994/95, el acrobático remate de Pier en la 95/96 y el sublime hat-trick de Alfonso Pérez en la 96/97.

 

A partir de ahí, hubo que esperar hasta los albores del siglo XXI para reencontrarse con otras dos victorias consecutivas del Real Betis ante el equipo rojiblanco, concretamenteen la campaña 2004/05 en el ejercicio siguiente. En la primera de ellas (diciembre de 2004) estuvo exuberante un joven Joaquín Sánchez que, incluso, fue el autor del tanto que decidió el partido con un derechazo seco que clavó en la red. Tanto destacaba ya el portuense que por aquellas fechas el máximo dirigente de la entidad, Manuel Ruiz de Lopera, se vio obligado a hacer las siguientes manifestaciones: “Quiero decirle al beticismo que el Consejo de Administración del Betis ha decidido rechazar la quinta oferta que se ha recibido por Joaquín. Así pasarán unas buenas Navidades.”

 

En la temporada siguiente (enero de 2006) fue Capi, otro canterano, quien decidió el choque al conseguir el gol de la victoria. Un Capi al que por aquel entonces castigaban sin tregua las lesiones y que, poco a poco, iba recuperando la jerarquía en el equipoFue también el partido en el que debutaron en la Liga en Heliópolis los delanteros brasileños Robert da Pinho y Diego Tardelli, llegados ambos en el mercado de invierno para intentar recomponer el enorme estropicio que había causado la grave lesión de Ricardo Oliveira. Tanto en los tres triunfos de los años 90, como en estos dos de inicios del 2000, al Betis lo dirigía desde el banquillo Lorenzo Serra.

 

Desde entonces, ya no hubo más victorias hasta la antes comentada del penalti de Canales. Aquel era un Betis entrenado por Quique Setién que vivía con ilusión la inminente semifinal copera ante el Valencia y que aún estaba vivo en la Uefa Europa League, dos puertos en los que nunca atracó y cuyas dolorosas consecuencias dejaron un cierto sabor amargo al final del ejercicio.

 

Pero al Atlético de Madrid sí le ganó, que no es poco. Principalmente, porque rompió una tendencia que no ha vuelto a activarse desde entonces, figurando desde ese día como la última victoria conocida ante el equipo de Simeone.

 

Confiemos en que esta temporada podamos volver a vivir aquello que recordamos de marzo de 2019. Cuando Sergio Canales vestía la camiseta número 6.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!