Grupo Palacios retira todas sus tortillas tras 3 casos en UCI



El Grupo Empresarial Palacios Alimentación ha comunicado esta madrugada la retirada total de sus tortillas de patatas envasadas tras la alerta por botulismo que afecta a los principales supermercados españoles. El grupo pide a los consumidores que se abstengan de ingerir el producto y los devuelvan en la tienda, tras relacionarlas con un brote que ha dejado hasta ahora siete casos en varias comunidades autónomas, tres de los cuales han requerido ingreso en Cuidados Intensivos.

En un comunicado, el Grupo Palacios solicita “a todos aquellos que hayan adquirido uno de sus  productos que se abstengan de consumirlo y procedan a su devolución al punto de venta en el que lo adquirieron, donde será reembolsado su importe”. Los grandes establecimientos en los que se está realizando la retirada son Chef Select, Auchan, Eroski, Unide, Consum, DIA, Ametller, Condis, El Corte Ingles, Carrefour, Alipende y Rikissimo.


La empresa explica que se está produciendo la retirada “voluntariamente” y “por precaución” la tortilla de patatas envasada fresca al plato producida en la fábrica de Mudrian, que ha deciido también “detener temporalmente su fabricación” mientras se investiga el brote. Según afirman, sus instalaciones “han sido ya inspeccionadas en cuatro ocasiones por las autoridades sanitarias con resultado favorable”.

[Los casos de botulismo relacionados con operaciones estéticas en Turquía ascienden a 87]

No obstante, Grupo Palacios sostiene que “no se ha podido establecer una evidencia, ni en los productos ni en los procesos, que relacionen causa efecto” con respecto a esta empresa como fabricante del producto, como aseguraba el martes en una nota informativa la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

El brote de botulismo asociado a tortillas de patata envasadas ha dejado por ahora siete casos, informa la agencia EFE. Cuatro de ellos -dos ciudadanos de Italia que consumieron este producto en Valladolid, uno en Asturias y un cuarto en Galicia- han sido confirmados, y tres -en Madrid, en Andalucía y en la Comunidad Valenciana- tienen una situación clínica compatible. Los afectados italianos son un padre y una hija, de 61 y 23 años respecticamente.

Los dos casos que requirieron ingreso en UCI y han sido confirmados son los de Galicia y Asturias, que corresponden a dos personas de 49 y 50 años que consumieron las tortillas entre el 19 de junio y el 5 de julio. Además, también tuvo que ingresar en Cuidados Intensivos el probable de Madrid, de 49 años y que inició síntomas el pasado día 10, Así lo ha explicado el Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES) en el informe que ha emitido sobre este brote este miércoles.

Tortillas del Grupo Palacios.


Tortillas del Grupo Palacios.

Extremas precauciones

La toxina botulínica crece con mayor facilidad en productos envasados al vacío y almacenados por encima de los diez grados centígrados. Se trata de una sustancia muy peligrosa porque, tal y como explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), “no se puede ver, oler ni percibir el sabor de la toxina, pero probar incluso una pequeña cantidad de alimentos con esta toxina puede ser mortal“. Esta enfermedad se considera una urgencia médica, es decir, que debemos recibir la antitoxina en un hospital lo antes posible si la estamos padeciendo.

[El peligro desconocido de las conservas: ni se ve, ni se huele y tampoco se percibe por el sabor]

¿Qué síntomas experimenta una persona que padece botulismo? Puede aparecer dificulta para la deglución, visión borrosa y también doble, cansancio, vómitos, diarreas e, incluso, algunos más extremos como la paralización progresiva de los músculos, problemas de respiración, que pueden conducir a una parada cardiorrespiratoria. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre el 5% y el 10% de las personas que padecen botulismo mueren a causa del mismo.

Por esta razón, la farmacéutica especializada en seguridad alimentaria, Gemma del Caño, ha recordado en su perfil de Twitter que los productos como las tortillas de patatas envasadas deben mantenerse siempre refrigeradas y que no se consideran conservas. “En verano las intoxicaciones alimentarias son más frecuentes, es necesario tener precaución extra”, explica la experta. No sólo el botulismo preocupa en esta estación y es que otras bacterias como la salmonela puede aparecerpueden aparecer en nuestras tortillas de patata si no se manipulan como es debido. 





Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!