Greta Gerwig, la directora que arroja a la muñeca al mundo real, por Quim Casas



Curioso el caso de Greta Gerwig, actriz y directora nacida hace 39 años en la localidad californiana de Sacramento. Curioso porque la primera de las tres películas que ha dirigido en solitario, ‘Lady Bird’ (2017), era claramente autobiográfica y, sin embargo, Gerwig dijo que se trataba de una absoluta ficción sin relación alguna con su vida. En el filme vimos a Saoirse Ronan encarnando a una joven que pasa su último año de instituto en Sacramento, tiene veleidades artísticas, conflictos varios con su madre y sueña con irse a la Costa Este. Ese instituto es donde estudió la directora, con su madre también tuvo roces y acabó largándose a Nueva York.

Gerwig contó de forma muy sencilla algo no especialmente relevante, visto en decenas de películas centradas más o menos en la fórmula del ‘coming of age’. Ya se había expuesto de manera personal en algunos de sus filmes anteriores como actriz y, sobre todo, en aquellos en los que también era autora del guion. El caso más evidente es ‘Frances Ha’ (2012), filme independiente y en blanco y negro, con Adam Driver –el último actor ‘indie’ por antonomasia– e influenciado hasta cierto punto por el Woody Allen de los 70 y 80 –Gerwig trabajó a las órdenes de este en ‘A Roma con amor’ (2012)–, en el que la actriz parece interpretarse a sí misma del mismo modo en que hizo que Ronan la interpretara a ella en ‘Lady Bird’.


‘Frances Ha’ fue su segunda colaboración con el director Noah Baumbach. Se habían conocido dos años antes en ‘Greenberg’ (2010), otra comedia dramática de Baumbach en la que Gerwig formó pareja con Ben Stiller. Película medular donde las haya a nivel de vida privada, ‘Greenberg’ partía de un argumento original de la actriz Jennifer Jason Leigh, entonces pareja sentimental del director, y estaba interpretada por la que se convertiría en su nueva compañera. Baumbach y Gerwig viven juntos desde entonces y han trabajado en dos filmes más, ‘Mistress America’ (2015) y ‘Ruido de fondo’ (2022).

Momento dulce y rosa

Noticias relacionadas

Gerwig se lo ha currado antes de llegar al momento dulce que vive ahora con ‘Barbie’, en este caso dirigida por ella a partir de un guion escrito junto a Baumbach. Su debut como realizadora fue en 2008 con ‘Noches y fines de semana’, un ‘mumblecore’ escrito, realizado y protagonizado a medias con Jason Swanberg. Poco a poco se hizo un nombre entre las filas de la independencia estadounidense y europea con papeles protagonistas o secundarios en ‘Damisela en apuros’, ‘Frances Ha’, ‘Eden: Lost in music’, ‘La sombra del actor’, ‘Wiener-dog’ o ‘Jackie’. 

 ‘Mujercitas’ (2019) fue el segundo jalón en su meteórica carrera como directora. Un desafío en toda regla: llevar al empoderamiento del siglo XXI un clásico literario que ya contenía no pocas líneas maestras del feminismo en 1868, año en el que Louisa May Alcott publicó su novela. Cuando dirige, no actúa. Saoirse Ronan, Florence Pugh, Meryl Streep, Emma Watson y Laura Dern fueron las mujeres y mujercitas de aquel filme. Margot Robbie es la muñeca Barbie arrojada al mundo real.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!