Tamara Falcó e Íñigo Onieva ya han comenzado la nueva etapa de su vida como marido y mujer. La pareja se encuentra en estos momentos en Sudáfrica disfrutando de los primeros días de su lujosa luna de miel, un viaje muy espectacular con el que recorrerán los cincos continentes. 

Atrás quedaron ya todos los preparativos, los nervios y las miles de polémicas que rodeaban la ceremonia del pasado 8 de julio, en la que se dieron el esperado ”sí quiero” delante de sus 400 invitados en el palacio El Rincón en Madrid. Pero a pesar de que expectación y el interés por la que fue la gran boda del año no es tan intenso como en meses atrás, la pareja sigue protagonizando numerosos titulares con los siguientes pasos de su vida matrimonial. 

Portada de ¡Hola!

Portada de ¡Hola!

LVD

Gracias a la exclusiva de la revista del corazón ¡Hola! no solo pudimos conocer muchos más detalles del gran enlace del año, como el vestido de novia, también hemos podido conocer las primeras palabras de los protagonistas sobre sus planes de futuro.

Hace un tiempo la marquesa de Griñón confesó a diferentes medios su deseo de convertirse en madre, pero ahora gracias a la revista ¡Hola¡ hemos podido conocer el punto de vista del empresario. ”Después de habernos casado, lo que nos hace ilusión es tener hijos”, declaraba. 

Tamara Falcó e Íñigo Onieva durante su luna de miel en Johannesburgo.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva durante su luna de miel en Johannesburgo.

GTRES

Tras esta información, se había especulado mucho sobre que la hija de Isabel Preysler se iba a someter a un tratamiento de fertilidad, ya que recordemos que la marquesa de Griñón está a punto de cumplir 42 años, franja de edad en la que la fertilidad de las mujeres se ve reducida. Pero Tamara Falcó desmentía estas informaciones y confesaba que estaba en medio de una técnica novedosa llamada naprotecnología, que controla el cuerpo de las mujeres para aumentar las oportunidades. 

¿Qué es la naprotecnología?

Este método, conocido también como medicina restaurativa de la fertilidad, es de origen estadounidense y sirve como alternativa a las diferentes técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial y la fecundación ‘in vitro’. Esta técnica está más asociada a sectores de la población más religiosos y conservadores, ya que consideran a los otros dos métodos de antinaturales, ya que están desvinculados del acto sexual. 

Tamara Falco e Íñigo Onieva en Madrid.

Tamara Falco e Íñigo Onieva en Madrid.

adriano-alvarez

Con la naprotecnología, los médicos especializados en la fertilidad de la mujer tratan de dar con las posibles causas de infertilidad en la pareja y a su vez tratan de buscar una solución con tratamiento o incluso por vía quirúrgica. Por ello, Falcó ha querido optar por esta práctica para intentar aligerar su embarazo, aunque declaraba: ”Confío mucho en Dios, y si quiere que tenga hijos, los tendré”. 

Este martes El programa de Ana Rosa ha abordado este tema con una invitada muy especial. Marichu Suárez explicaba en directo que fue madre en tan solo dos meses gracias a este método dirigido exclusivamente para parejas casadas. 

Tamara Falcó e Íñigo Onieva enfrentan el inusual temporal de frío y nieve durante su luna de miel en Johannesburgo

Tamara Falcó e Íñigo Onieva enfrentan el inusual temporal de frío y nieve durante su luna de miel en Johannesburgo

Otras fuentes

”La naprotecnología es medicina pura, lo que hace es buscar cualquier problema en la salud ginecológica de la mujer o si es búsqueda de embarazo también se incluyen estudios en el hombre para curar cualquier posible problema que haya en esa salud y como resultado de una buena salud se produzca el embarazo”, aseguraba en Telecinco. Sobre el precio que podría oscilar este tratamiento, la entrevistada aseguraba que les costó una tercera parte de lo que les podría haber costado una fecundación in vitro. 

Lee también





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido!!