Que Ana Rosa Quintana elija un vestido negro para la rueda de prensa de despedida de El Programa de Ana Rosa no es ninguna casualidad. Hace 19 aos, prcticamente recin parida -haca dos meses que haba dado a luz a sus dos hijos-, arrancaba vestida de blanco porque “corresponda ir de blanco”. Este jueves elega el negro y ella era misma la que confesaba que “voy de negro porque estoy terminando”. Re, una risa triste, pero no nostlgica porque “uno no puede vivir de la nostalgia”. Como si fuera un funeral, casi con la misma tristeza, pero a la vez con la emocin de un nuevo comienzo.

Ahora Ana Rosa Quintana, que a finales de septiembre llegar a las tardes de Telecinco con su TardeAR, quiere “divertirse”, hacer borrn y cuenta nueva. Y, aunque ya fue la reina de las tardes con Sabor a ti hace 30 aos, sabe que la sociedad ha cambiado y que la gente no quiere lo que se programaba por las tardes en aquella poca: “El espectador quiere algo distinto y por eso no va a haber nada parecido a Sabor a ti ni nada de El Programa de Ana Rosa“.

Televisin

Desvela poco de lo que ser TardeAR, aunque si la insistes te cuenta que ya tiene elegido el decorado, los colaboradores -slo se ha anunciado que estar entre ellos Manu Marlasca, periodista que abandona laSexta para ponerse al frente de la parte de sucesos del nuevo programa de Ana Rosa-, la directora y que aproximadamente durar unas tres horas, y nada ms “porque todava queda mucho por hacer y yo a partir del martes me voy de vacaciones s o s“.

Ana Rosa Quintana aguanta las lgrimas; las suelta por ella su socia, amiga y hermana Xelo Montesinos, CEO de Unicorn Content, y dedica unas palabras de agradecimiento a Mediaset: “Mediaset me ha dejado trabajar libremente. Nunca me han dado una sugerencia ni me han dicho ten cuidado. Si me lo hubieran dicho no s que hubiera pasado”.

Ese agradecimiento por haberla dejado trabajar estos 19 aos sin ningn tipo injerencia y por haber confiado siempre en ella, en su productora y en su equipo fue lo que llev a Ana Rosa Quintana a decir que s, sin uno solo pero a Alessandro Salem. Revela la periodista que desde que el nuevo consejero delegado de Mediaset lleg en sustitucin de Paolo Vasile ya le avis de que la quera en las tardes. Ella hizo odos sordos y unos meses despus la volvi a reunir y le dijo ‘te necesito en la tarde’.

Como una madre a la que le duele ver como su hijo se independiza y se marcha de casa a Ana Rosa Quintana tambin le duele despedir a su programa. a su pequeo, pero no tiene miedo a lo que pueda venir. S, nervios, “por supuesto”, pero ahora mismo no quiere ni pensarlo: “Cuando llegue ese puente ya lo cruzaremos”. Y Xelo Montesinos apostilla: “Mejor que no lo piense ahora”. Pero es inevitable pensar y recordar.

“19 temporadas son toda una vida en las maanas de Telecinco. He visto la vida, mi vida, pasar sentada en el plat entre el 10 de enero de 2005 -dos das antes de su cumpleaos- y el 25 de julio de 2023”, reconoce. “Ahora saldr de ese lugar que ha sido mi casa. No quiero mirar atrs, pero tengo la sensacin de dejar a mi familia, como cuando te vas de casa con 18 aos. Soy consciente de que se acaba una etapa maravillosa junto a los mo, pero al tiempo estoy deseando saber qu me deparar el futuro en la nueva temporada. S que tengo que buscarme la vida en un nuevo entorno, empezar de cero”, sentencia.

De momento, a TardeAR todava le falta mucho, pero Ana Rosa Quintana tiene claro que “no tiene ningn sentido traer la maana a la tarde” y que quiere hacer “un programa moderno” donde habr todo lo que est ocurriendo. Es decir, si hay poltica, habr poltica; si hay sucesos, habr sucesos y si hay corazn, habr corazn. Lo que no habr sern sus ya mticas y tambin polmicas editoriales. Y ante eso tambin tiene algo que decir: “Yo soy yo y pienso lo que pienso y digo lo que pienso. Lo hago en conciencia sea el tema que sea (…) Me habr equivocado, nos habremos equivocado muchas veces, pero siempre desde la honradez”.

Y ante esto es inevitable preguntar por el protagonismo que han adquirido periodistas como ella, como Vicente Valls, como Pablo Motos, Carlos Alsina o Silvia Intxaurrondo en esta campaa electoral convirtindose en blancos del poder. Ana Rosa Quintana recoge sus propias palabras y dice lo que piensa: “Es impresentable. Llevamos un acoso real en los ltimos meses porque desde el poder se ha decidido que periodistas buenos y malos. Los periodistas tenemos todo el derecho a controlar el poder (…) Se han traspasado muchas lneas y me hubiera gustado haber recibido ms apoyo de los compaeros de profesin”.

Pero no es un da para recordar lo malo, es su adis, aunque el ltimo programa ser el martes y puede venir con sorpresas -“he pedido una entrevista a Alberto Nez Feijo porque s que va a ganar a Alberto Nez Feijo y quiero entrevistarlo”-, y es la despedida de toda una vida.

“Siento ese vaco que te queda al dejar de ver cada maana a los tuyos y el vrtigo que da cambiar de costumbres”, dice. “Pero como dice el refrn, nadie escribi sobre los cobardes“, afirma cuando se le pregunta por la presin de las audiencias de cara al nuevo programa.

Con una media del 17% de share y 462.000 espectadores, El Programa de Ana Rosa, el matinal ms longevo en nuestro pas, con 4.654 emisiones. ha liderado todos los meses de la temporada, superando en 4,5 puntos a su directo competidor (12,5%). Tambin se ha impuesto en target comercial con un 17,7% de share, parmetro en el que ha aumentado a siete puntos la distancia con su inmediato competidor (10,7%).

“Mirando con perspectiva estos 18 aos, soy consciente del rcord que hemos marcado en la historia de la televisin: 18 aos liderando las maanas contra viento y marea, con una competencia feroz, a la altura de la importancia de esta franja televisiva”, afirma como una orgullosa madre. Y aade: “Cuando me sentaba cada maana, cuando preparbamos la escaleta, mi nica lnea roja ha sido ser fiel al sentir de los ciudadanos, ser sincera. Hemos denunciado lo que ellos queran denunciar, hemos contado lo que les preocupaba, hemos sido crticos cuando tocaba y hemos tratado de alzar la voz para que todo el mundo oyera lo que pasaba en las calles, en las ciudades y en los pueblos de nuestro pas”.

Y como dice Xelo Montesinos, aguantando la lgrima y mirando a su amiga con la complicidad que siempre las acompaa, “siempre pienso que no va a poder [Ana Rosa] y siempre tira para adelante”. Lo dice con conocimiento de causa porque pese al xito y pese a la gran familia de El Programa de Ana Rosa ha habido momentos muy complicados.

“He tenido que superar dificultades personales y profesionales en estos 18 aos, siempre he sacado fuerzas para seguir adelante (…) Se dice pronto, pero hay que estar ah y levantarse durante 19 temporadas seguidas a las seis de la maana con el nimo y la energa necesaria para hacer un programa de cuatro horas y media, porque cuando se enciende el piloto rojo de la cmara, ests ah sola ante los espectadores, y eres t la que aciertas o te equivocas“.

Conforme a los criterios de
The Trust Project

Saber más





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido!!