ACTUALIZACIÓN: La participación en las elecciones generales de este 23-J se sitúa a las 22:50 horas en el 70,15%, es decir, casi cuatro puntos porcentuales más que los comicios de 2019 (sin incluir el voto por correo). Estos datos corresponden al 90%% del voto escrutado.

A lo largo de la jornada, los españoles acudirán a las urnas por millones. Todos los indicadores previos señalaban a una participación alta. No obstante, la elección de la fecha de los comicios no estuvo exenta de polémica. Por primera vez, las generales se están celebrando en pleno verano. Esto ha hecho que algunas personas hayan tenido que modificar sus planes vacacionales para, por ejemplo, cumplir con su deber en una mesa electoral.

A lo largo de la mañana, se han ido constituyendo todas estas mesas en los colegios sin ninguna incidencia reseñable. Antes de mediodía, ya habían quedado todas abiertas. Especialmente madrugadores han sido los candidatos. Todos han acudido a depositar su papeleta por la mañana. Después, han tenido unos minutos para atender a la prensa y lanzar unas últimas proclamas.

Optimismo y relajación

En general, los cuatro se han mostrado tranquilos y han llamado a que la cita se desarrolle sin incidentes. Pedro Sánchez ha sido el primero, y ha hecho acopio de optimismo asegurando que tener “buenas vibraciones”, haciendo referencia a lo que los socialistas han llamado “ambiente de remontada” en los compases finales de la campaña. Por su parte, la vicepresidenta, Yolanda Díaz, ha deseado que “mañana nos levantemos con más derechos”.

El líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, ha apuntado que “nos jugamos tener un gobierno fuerte y estable”, pero también ha templado las aguas aseverando que cualquier resultado que salga de la ciudadanía será bueno para el país. Santiago Abascal, candidato de Vox, ha perfilado que acude al colegio con el deseo de que el dictamen de las urnas permita que en España “se produzca un cambio de rumbo”.

A las 14.00 horas, el dato de participación fue del 40,4%. Casi 3 puntos más que la cifra que se alcanzó a esta misma hora en los anteriores comicios electorales (37,9%), los del 10 de noviembre de 2019. La región que ha acudido a votar temprano en más proporción ha sido la Comunidad Valenciana, con un 46,14%. Por el contrario, donde menos movilización se observa por el momento es en la ciudad autónoma de Melilla, con un 23,29%.

Sin embargo, a las 18:00 el dato de participación bajó y se quedó en 53,12%, 3,74 puntos menos que en las elecciones generales de 2019, cuando el porcentaje a esta misma hora fue del 56,85%, según los datos del Ministerio del Interior. Las comunidades autónomas en las que más ha descendido la participación a esta hora son Cataluña, con un 11,2% menos y Comunidad de Madrid con 7,91% menos.

Alto voto por correo

A estos datos de participación habría que añadirle el voto por correo, un recurso bastante utilizado durante este período veraniego. Hasta 2.471.935 personas, una cifra que contrasta con las elecciones general de abril de 2019 en la que se emitieron 1.241.716 por correo. Es un 99% más. Casi el doble.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido!!