“A Abascal le estamos preparando un sitio en el cementerio de cadáveres políticos”


La deriva que está tomando Vox en las últimas semanas está sacando a la palestra mediática a algunos de sus fundadores y antiguos miembros más destacados. La abrupta salida de Iván Espinosa de los Monteros provoca un giro en la estructura interna del partido, dando más poder al ala más dura y radical del mismo. Una senda que ha provocado, como por efecto dominó, que diferentes personalidades que en su día fueron importantes en la construcción del partido alerten de la peligrosidad de esta dirección y realicen declaraciones insólitas sobre el líder del partido, Santiago Abascal. Fue el caso de Alejo Vidal Quadras, también entrevistado en exclusiva por este medio, y ha sido el caso de Juan Jara, ex vicepresidente de Vox al que ElPlural.com ha preguntado por los recientes movimientos que han agitado el organigrama de los ultraderechistas y por otras cuestiones históricas del partido.

Pregunta: Usted, que tanto peso ha tenido en Vox, ¿cómo ve estos movimientos de los últimos días? ¿Cree que el partido está tocado de muerte tras la salida de Iván Espinosa de los Monteros?

Respuesta: “Bueno, en Vox nadie pesa nada excepto Enrique Cabanas y Santiago Abascal. Con lo cual, yo he sido vicepresidente, pero nominalmente. En la práctica, nunca se me dejó tomar una sola decisión; como ahora parece que le estaba pasando a Iván Espinosa de los Monteros”.

“Respecto a la situación de la salud de Vox en estos momentos, yo creo que hay una crisis electoral. Parte del electorado se está dando cuenta de que faltan fundamentos ideológicos, morales, de actitud, de trabajo, de esfuerzo, de dedicación. Yo creo que eso es evidente. Me parece muy significativo que el presidente del partido, con la que le está cayendo y con la dimisión su mano derecha, esté en Cádiz veraneando. Eso me parece cuanto menos frívolo y que España no se lo merece”.

P: ¿Cree que Abascal debería haber interrumpido sus vacaciones para afrontar esta crisis?

R: “Es que ha dimitido una de las personas más relevantes en el partido, posiblemente, de las que yo conozco, la persona más competente desde el punto de vista intelectual. Iván Espinosa de los Monteros es además portavoz del grupo parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados. Me parece inconcebible que Abascal no se haya ocupado de la crisis interna de una forma más directa. Todo por WhatsApp, por teléfono…”

P: ¿A usted, conociéndole, le ha sorprendido de verdad que Abascal no haya interrumpido sus vacaciones?

R: “¡No, qué va! Lo que yo intento desde mi metro cuadrado, desde mi atalaya, es simplemente que muchas más personas conozcan a estos personajes. Fundamentalmente a Abascal. A Abascal no le gusta trabajar, le gusta vivir bien, le gusta el mar, los barcos, la playa, el comer, el entrar y salir, como a cualquier español o española de bien. Pero claro, cuando tienes un gobierno que conformar en pocas semanas, cuando tu mano derecha, el número tres por Madrid, si no recuerdo mal, coge y se va, cuando además, este señor, es tu alter ego en toda la aventura, desde que defenestran manu militari a Alejo Vidal Cuadras… Pues esto es una situación que no se puede resolver desde la hamaca, sinceramente”.

“Me parece frívolo, me parece innecesario, gratuito, es una buena sátira de quién es el personaje de Amurrio, sinceramente”.

A Abascal no le gusta trabajar, le gusta vivir bien, le gusta el mar, los barcos, la playa, el comer, el entrar y salir

P: ¿Cómo definiría usted al que denomina personaje de Amurrio?

R: “Pues hombre, yo creo que tiene un paralelismo vital con Pablo Iglesias en casi todos los hábitos que analicemos. Es frívolo, prepotente, dictador, en absoluto una persona que se pueda denominar como católica. Tiene muy poco parecido con la imagen que quiere trasladar de su personas. Sinceramente es poco coherente”.

P: ¿Cree que Santiago Abascal debería dimitir tras la salida de Iván Espinosa de los Monteros?

R: “Yo creo que en este momento Abascal es un estorbo para crear una alternativa a Pedro Sánchez, que se mete en la cama con todos aquellos que nos quieren robar el 78, con ERC, Junts, PNV, o Bildu. En ese momento, hace falta gente que tenga la altura de miras y el compromiso de dejarse jirones de su vida por España”.

P: ¿Está usted diciendo que Abascal es un vago?

R:Sí. Abascal tiene un grave problema de pereza. No le gusta trabajar. Le gusta vivir bien, pero no le gusta trabajar. Y este país necesita gente que trabaje por España. Necesitamos gente que se deje el alma, que se deje la vida.  Esto no es un trabajo a tiempo parcial”.

P: ¿Qué le parece el equipo de máxima confianza con el que Santiago Abascal cuenta en la actualidad: Jorge Buxadé, Ignacio Hoces, Gabriel Ariza, y Kiko Méndez-Monasterio?

R: “A Hoces no tengo la oportunidad de conocerle. No sé qué experiencia política tenía antes de ahora. Hay gente que dice que viene del PP, pero perfil público no tiene. Buxadé es una persona que tiene buenos cimientos intelectuales. Figaredo también, es letrado y una persona inteligente, pero excesivamente joven. Está crudo. Hay gente a la que le gusta algo crudo, pero para calibrar decisiones de cierto calado, hay que tener una experiencia”.

“Entonces, yo creo que es un equipo, digamos, hecho a la medida de Abascal. Un equipo que no le da problemas para que pueda seguir en Sotogrande (Cádiz) mientras se le desmonta el proyecto político”.

P: Usted ha llegado a decir, si no me equivoco, que era como cambiar a un Rolex por un Casio.

R: “Sí, lo comenté en Distrito Televisión. Iván Espinosa de los Monteros, con el que he tenido una relación muy cercana en otro tiempo, es una persona brillante, es una persona elegante, cordial. Y cito a Cayetana Álvarez de Toledo cuando hablo de la cordialidad, porque es un elemento fundamental en un Estado democrático, social y de derecho como es España”.

“Iván Espinosa es una persona cordial, amena, preparada. No sé quién será el nuevo portavoz. Se hablaba de María Ruiz o de Hoces. Pero Espinosa de los Monteros es difícilmente sustituible, como lo fue en su momento Cayetana Alvárez de Toledo en el Partido Popular”.

“Son personas que tienen luz propia, sinceramente. Y no me llevo bien con Iván. Le tengo este respeto intelectual que creo que hay que reconocérselo porque es una persona muy preparada, pero después en lo personal me falló como amigo en un momento muy grave y, lógicamente, se rompieron las relaciones. O sea, que yo no le estoy haciendo la rosca. Pero es verdad que entre el Rolex de Espinosa y el Casio de Hoces… no hay color. En Vox no hay talla intelectual y grandeza. Mira, faltan las dos cosas, un corazón grande y una cabeza bien amueblada”.

P: Usted es uno de los que también ha sido traicionado por Santiago Abascal, al igual que Espinosa de los Monteros, Ortega Smith, o Alejo Vidal Quadras.

R: “Sí, yo creo que es su deporte preferido. La violencia institucional que Santiago Abascal ejerce. Él juega a eso. Ya tiene un cementerio de cadáveres políticos tan grande que posiblemente le estamos preparando un sitio en este cementerio de gente válida. Cementerio de gente bien viva, ¿eh? Porque yo gozo de muy buena salud… en todos los sentidos”.

“Pero, lógicamente, cuando yo pido explicaciones internas de por qué se hacen las cosas así, de dónde procede el dinero que se gastaba alegremente sin ningún tipo de control, de por qué no se cumplía el reglamento interno, de por qué no había actas de las decisiones de la dirección nacional que, estatutariamente, vinculan al conjunto del partido… me convierto en un batasuno“.

P: Habla de violencia. ¿Se sufre si se denuncian en Vox este tipo de cosas?

R: “Sí, yo la he presenciado. Por supuesto, la institucional. La violencia política se justifica en Vox. Pero es que yo también he visto violencia física en una asamblea de Vox sacudiéndole a un afiliado de León que era amigo mío, porque no estaba de acuerdo y, como no callaba, lo quitamos de en medio. ¿Cómo? Pues como si fuera un saco de patatas”.

Ha habido momentos ya remotos donde yo he temido que me pudieran hacer daño físico o laboral o social

P: ¿Usted ha temido por su integridad física por hacer ese tipo de valoraciones?

R: “Sí. Sí. Ha habido momentos ya remotos donde yo he temido que me pudieran hacer daño físico o laboral o social… Sí, sí, sí. Y, además, pienso que, si no lo han hecho, es porque alguien les ha aconsejado que no lo hagan porque el doctor Jara es duro de pelar”.



Source link

PROGRAMA ONLINE DE DISEÑO DE MEZCLAS

Los Tejos

SUSCRIBETE AL BLOG

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
error: Contenido protegido!!